Menu

Tú que caminas sobre las aguas – Javier Leoz

Que miras en cada rincón
buscando una huella de Dios.
O que, como en Nazaret,
sigues afinando el oído
para escuchar la voz del Angel Gabriel.
Tú, María, que sigues visitando
miles, millones de hogares
para que, salte de gozo
la vida y el encanto de la fe.
Tú, Virgen Santa del Carmelo,
que nos revistes con tu Escapulario
para que no olvidemos
que la fe tiene el color de la esperanza
el brillo del amor
el resplandor de la Verdad que es Jesús.
Míranos, Madre y Reina de los Mares,
y, con la fuerza del Espíritu Santo,
guíanos con el timón de la fe en Dios
Condúcenos guiados por Jesús
Aliéntanos con la presencia de tu ser virginal
Protégenos con tu Santo Escapulario
Y, cuando llegue el momento de nuestra partida,
haz que el Señor nos encuentre:
afinados en nuestras palabras
llenos de buenas obras
sin pliegue alguno en el alma ni en el corazón
y con los pies desgastados
de haber buscado al Señor en toda orilla.
Tú, María y Virgen del Carmen,
que caminas sobre las aguas
ojala siempre seas la brújula
que oriente nuestro caminar
hasta el día de nuestra muerte
Amén.