Menu

¿Por qué tenemos que confesar nuestros pecados a un sacerdote?

¿Por qué los católicos confiesan sus pecados a un sacerdote en lugar de hacerlo directamente a Dios?

Bueno, la respuesta inmediata sería porque es la manera en que Dios quiere que lo hagamos. En Santiago 5,16, Dios, a través de la Sagrada Escritura, nos dice “Confesaos, pues, mutuamente vuestros pecados”. Observa que la Escritura no dice confiesa tus pecados directamente con Dios y sólo Dios – dice que confieses tus pecados con el otro.

En Mateo, capítulo 9, versículo 6, Jesús nos dice que le fue dada autoridad en la tierra para perdonar los pecados. Y la Escritura continúa diciéndonos, en el versículo 8, que esta autoridad ha sido dada a los “hombres”…en plural.

En Juan 20, versículos 21-23, ¿qué es lo primero que Jesús dice a sus discípulos reunidos en la noche de su resurrección? Jesús les dijo: “La paz con vosotros. Como el Padre me envió, también yo os envío”. ¿Cómo envió el Padre a Jesús? Bueno, hemos visto en Mateo 9 que el Padre envió a Jesús con autoridad en la tierra para perdonar los pecados. Ahora, Jesús envía a sus discípulos como el Padre lo envió a él, por lo tanto, ¿con qué autoridad envió Jesús a sus discípulos? Con la autoridad en la tierra de perdonar los pecados. Y, sólo en caso de que no lo entendieran, prosigue en Jn 20, 22-23: “Dicho esto, sopló sobre ellos y les dijo: ‘Recibid el Espíritu Santo. A quienes perdonéis los pecados, les quedan perdonados; a quienes se los retengáis, les quedan retenidos’”.

¿Por qué Jesús le daría a sus discípulos el poder de perdonar o retener los pecados si no estuviera esperando que las personas se confesaran con ellos? ¿Y cómo podrían perdonar o retener los pecados si nadie les confesara sus pecados?
La Biblia nos dice de confesar nuestros pecados unos a otros. También nos dice que Dios dio autoridad a los hombres en la tierra de perdonar los pecados. Jesús manda a sus discípulos con autoridad en la tierra de perdonar los pecados.

Cuando los católicos confiesan sus pecados a un sacerdote, están simplemente siguiendo el plan establecido por Jesucristo. Él perdona los pecados a través de un sacerdote..es el poder de Dios, pero él lleva a cabo ese poder a través del ministerio del sacerdote.

John Martignoni es un apologista y exegético católico renombrado.