El mejor modo de ser feliz – Padre Mariano de Blas

“Nos has hecho para ti, Señor, y nuestro corazón está insatisfecho hasta que descanse en ti”. Esta fórmula encierra el secreto. Todos los caminos se han recorrido en busca de lo mismo: la felicidad; y de todos han vuelto sin respuesta, muchos, muchísimos hombres; sólo los santos nos han dicho algo diferente: “no me arrepiento”. Luego, ¿han hallado lo que otros no? Tal parece: son felices. Y, ¿por qué?

Porque han servido al mejor Señor, que los ha convertido en reyes; porque han salido de su cueva a mejorar el mundo; han amado a su prójimo, han dejado atrás su sucio egoísmo, han vivido de fe y amor, han luchado duramente por mejorar su vida, la han hecho más pura, más fuerte, más generosa; éstos son los felices. Quién lo creyera, porque han quebrado y hecho pedazos todas las reglas de la lógica humana: Han matado su vida para vivir.

¿Eres feliz? ¡Qué pregunta! Me interesa la respuesta. ¿Qué te falta para serlo? ¿Qué te sobra? Tú que sabes la fórmula para dársela a otros, aplícatela a ti mismo; no tienes que buscar en los basureros, pues tienes la mesa servida, y gratis, pordiosero empedernido.