Te daré poco, Señor

TE DARE DE LO POCO, SEÑOR
Javier Leoz
De mi tiempo, para anunciar el evangelio
y así, muchos, de los que me rodean,
encuentren en Ti su tesoro y su horizonte.
De mi riqueza personal,
de mi dinero y mis talentos,
mi silencio, mi trabajo y mi esfuerzo.
TE DARE DE LO POCO, SEÑOR
Mi oración, a veces rápida y egoísta,
mercantilista y sustentada
en un “te doy para que me des”
Mi confianza, a veces bajo mínimos
y mirando volcado a lo que el mundo
irreal y caprichoso
me ofrece a un precio excesivamente bajo
TE DARE DE LO POCO, SEÑOR
Sin juzgar, quien echa o hace más
Sin enjuiciar, a quien pone menos
volviéndome hacia mí y , preguntándome:
¿Te has dado a ti mismo?
¿Has dado algo de lo que te cueste
o has elegido el camino fácil y barato?
TE DARE DE LO POCO, SEÑOR
Siendo espléndido, sin ser tacaño
Considerando basura
lo que me aleja de tu riqueza
Sabiendo que, un corazón en Ti,
es más feliz cuando no tiene
que cuando aparentemente
dice tenerlo y poseerlo todo
TE DARE DE LO POCO, SEÑOR
Sabiendo que tus ojos, Señor
miran mis acciones y mi empeño.
Sabiendo que, tus providencia,
bendice mis caminos
cuando, las mías, se abren y empujan adelante
a tantos de mis hermanos.
TE DARE DE LO POCO, SEÑOR
Porque, darte de lo que no tengo,
es ofrecerte el TODO en el que yo me sostengo
Amén